Nuestras Mascotas
 
En Kinderland, nuestra primera mascota fue "Pepe Grillo", personaje querido por los niños pequeños, y propio de un jardín de niños. Símbolo de la buena conciencia del individuo, que es lo que buscamos siempre con nuestros alumnos: influir en ellos positivamente, para que se conviertan en ciudadanos de bien. A partir de 1980, la imagen debía cambiar, pues ya no sólo éramos Jardín de Niños, ahora contábamos con una primaria, y pronto habría más secciones; así que... a actualizarse. A través de una convocatoria, se invitó a nuestros alumnos para que escogieran al animal que representara lo más fielmente posible a nuestros Colegio y equipo deportivos, y surgió el Búho: bella, mística ave nocturna, símbolo del conocimiento y sabiduría, que cada mañana, a la entrada de clases nos esperaba, junto con su pareja, en las ramas del viejo tamarindo. A partir de entonces, nuestros equipos deportivos son orgullosamente "Búhos Campoverde". FERPY: EL NOMBRE DE NUESTRA MASCOTA Gracias a la participación de todos los alumnos y alumnas del CAMPI, logramos encontrar el nombre de nuestra mascota: FERPY, palabra derivada de la consigna de "FAIR PLAY", que se traduce como JUEGO LIMPIO, que queremos que nuestros alumnos introyecten o hagan suyo en su proceder deportivo y personal en general. De esta manera, nuestro "BÚHO FERPY" no es simplemente el nombre de una mascota, pues también refleja la ideología de nuestro espíritu.